Campúa en la guerra de "Africa"

José Demaría Vázquez heredaría de su padre la pasión por el fotoreportaje de guerra. Ambos sabían que las imágenes de los soldados españoles defendiendo a su patria eran del interés de los lectores y los editores conocían que las imágenes de la contienda darían un valor añadido a sus publicaciones.

Los retratos del estudio

 

CAMPUA EN EL CAMPAMENTO DE MONTE ARRUIT

La guerra del Rif de 1909, convirtió al primer Campúa en el reportero más prestigioso y popular de España, siempre en primera línea, como el más bravo soldado, jugándose muchas veces la vida. El General Sanjurjo describía así una de sus actuaciones:

Campúa, que convivía con los oficiales de guerrillas en sus mismas tiendas de campaña, se enteró de que para el amanecer siguiente se proyectaba una operación para recuperar el Barranco del Lobo, en cuyas cimas aún quedaban cadáveres de soldados españoles muertos en las primeras horas de la insurrección. Aquella noche, sin que nadie pudiera advertirlo, Pepe Campúa se las arreglo para salir del campamento..... y poco después del amanecer, cuando empezó a realizarse la operación, la vanguardia observó que de la línea enemiga venia un hombre solo, con su mochila, que al divisar las fuerzas españolas agitaba un pañuelo blanco. Era Campúa con su máquina que, durante la madrugada, había realizado el solo su "operación".

Fue el primero en obtener, con las primeras luces del alba, las imágenes de los cuerpos inertes de los soldados. El General Molina le condecoró con dos cruces rojas al Mérito Militar y su reportaje causo tal emoción en España y en el mundo, que el Rey D. Alfonso XIII le nombró fotógrafo de la Casa Real.

Al igual que su padre, Pepe Demaría trabajó incansablemente en África, desde Nador hasta Monte Arruit. Su padre había fotografiado la primera bandera de España que ondeó en el Gurugu en 1909, el obtendría la primera fotografía de la bandera España ondeando en el Gurugu, tras su reconquista por los soldados españoles, en 1921.